Acudir periódicamente a un taller de mecánica rápida en Getafe es esencial para mantener tu coche en buen estado y contar con la máxima seguridad al conducirlo.

En este sentido, uno de los aspectos más importantes es el óptimo mantenimiento de los frenos y de eso, precisamente, queremos hablarte en este artículo. Ante cualquier sospecha de problema, debes ir rápidamente a tu taller de mecánica rápida en Getafe y pedir a los profesionales que realicen una revisión a fondo de tu sistema de frenado.

La potencia de frenada depende del estado de sus componentes: ruedas y presión, suspensión y amortiguadores, además, por supuesto, de otros factores coyunturales, como la carga del coche, el estado del firme o la habilidad del conductor. En todo caso, el uso acaba deteriorando estos elementos, en especial las pastillas y los discos.

Así, la necesidad de cambiar las pastillas de freno puede quedar reflejada —o no— en el panel de control de tu coche. Un buen indicador para darte cuenta del problema es permanecer pendiente del líquido de frenos: cuando se encuentran muy gastadas, este nivel baja considerablemente. Echar un vistazo a través de las llantas es otra opción, aunque no resulta demasiado fiable.

También los discos de freno se desgastan, pero tardan más en hacerlo. Es necesario reemplazarlos cuando su grosor ha descendido tanto que ya no cumplen su función. Además, si las pastillas rozan el disco, pueden rayarlo y afectar a su funcionalidad.

Debes cambiar el líquido de frenos cada dos o tres años, así como estar pendiente de él con frecuencia. Tu taller de referencia puede comprobar su estado siempre que lo necesites.

Por último, los tambores y las zapatas también pueden verse afectados por el paso del tiempo.

Como ves, son muchos los aspectos a tener en cuenta en beneficio de tu seguridad. En Eco Cars Trucks te ayudamos a mantener tu coche en perfectas condiciones.